20 feb. 2012

Con parálisis cerebral, logró escribir un libro


No puede mover las manos, pero pudo tipear con la nariz su autobiografía "Sin límites". Este año se recibe de psicóloga.

19/02/2012 00:01 | Rossana Guerra

Fotos (1)



Soporte familiar. Su madre Marisa, como toda su familia, fue vital para que Lorena lograra sus metas (José Ortega/La Voz).

Lorena Vargas (32) tiene una parálisis cerebral que le produjo una discapacidad motriz en sus piernas y brazos. Sin embargo, esta limitación no le impidió cumplir uno de sus sueños: escribir un libro autobiográfico.

Como no puede tipear con sus dedos, lo hizo con su nariz. Con la ayuda de su amigo, Fabián González Sansó, un locutor no vidente, logró producir un audiolibro adaptado para personas con dificultades visuales.

La joven presentará en marzo su tesis final para aprobar la carrera de Psicología en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

Una profesora de literatura del colegio Saúl Taborda, Diana Pintos, la impulsó a contar su historia de vida.

Y así lo hizo. Cuando tenía 19 años comenzó a escribir sus impresiones desde niña y los momentos cruciales de su vida cuando sus padres la inscribieron en una escuela especial, a pesar de que los médicos habían declarado que estaba apta para una escuela común.

En su libro Sin límites, a su vez, cuenta cómo un problema médico durante el parto le produjo una falta de oxigenación en el cerebro, lo cual causó la parálisis cerebral.

A pesar de sus limitaciones, desborda su visión optimista sobre la vida. El libro refleja el espíritu de su autora y su sorprendente perseverancia.

También invita al lector a derribar las barreras del prejuicio con respecto a quienes poseen capacidades diferentes.

Ayuda de amigo. Su amigo Fabián se enteró de su historia y le fue a hacer una nota para su sitio web Casimiro Digital, destinado a difundir actividades de personas con discapacidad.

“Allí me enteré que quería editar su libro. Ya lo tenía tipeado con la nariz, así que le ayudé a producirlo. Escaneamos uno de sus dibujos y una amiga me ayudó a diseñar la tapa. Conseguimos un estudio de grabación y otra amiga hizo la locución gratis”, relata. El audiolibro está en formato MP3 y en DVD.

“Realmente la admiro y me encantaría que la gente conozca lo que hace Lorena. Antes de mi discapacidad, me hacía problema por cosas triviales, ahora aprendí a valorar lo esencial de la vida”, dice Fabián.

La familia, su guía. Lorena vive con su mamá, Marisa García, en barrio Alto Alberdi. Su madre trabaja en la biblioteca del Ipem 42 de barrio Las Palmas y reparte su tiempo entre su trabajo y el cuidado de su hija.

Lorena tiene tres hermanos, que la acompañaron siempre. Extraña a su padre, que falleció hace ocho años.

“Mi papá siempre fue mi guía. Él me decía que buscara una técnica más fácil para escribir”, cuenta.

Y la encontró. Después de probar con muchos adaptadores para hacerlo, optó por tipear con su nariz. Considera que gracias al amor de su familia logra día a día superar cada barrera con entereza y alegría.

“Me gustaría poder ser independiente y ejercer mi profesión de psicóloga, trabajando con niños, adolescentes y adultos con discapacidad”, asegura.

Además de tipear con la nariz, pinta cuadros con su boca. De hecho, la tapa de su libro es una de sus pinturas escaneadas, donde se ve un gran horizonte con un sol en su fondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario